Estamos 100% operativos, puedes realizar tu pedido con total normalidad.

Cerrar
https://www.viniloytransfer.com/modules/iqithtmlandbanners/uploads/images/5e1b8469514aa.jpg


Duda: 
La imagen se imprime bien pero al transferirla al objeto queda como borrosa y/o difuminada.

Causa: El tiempo del planchado es demasiado largo, el objeto se sobrecalienta y esto provoca que la tinta se disipe y por lo tanto se difuminan los bordes y detalles.

Solución: Reduce el tiempo de planchado hasta encontrar el ajuste adecuado a tu plancha.


Duda: La imagen se imprime bien pero al transferirla al objeto los colores pierden fuerza o intensidad.

Causa: El tiempo de planchado es demasiado corto el objeto no alcanza la temperatura adecuada y la tinta no se transfiere en óptimas condiciones.

Solución: Aumenta el tiempo de planchado hasta encontrar el ajuste adecuado a tu plancha.


Duda: (Solo para sublimación sobre cerámica) La transferencia es correcta pero una vez se enfría la pieza y al transcurrir un tiempo los bordes del diseño empiezan a difuminarse y aparecen machas de tinta en las áreas sin tinta.

Causa: Como bien sabemos, en esta técnica la tinta se transfiere por calor al objeto, en ocasiones si no disipamos el calor residual que queda tras el planchado de la pieza la tinta sigue desplazándose por la superficie de la misma.

Solución: Después de finalizar el planchado y tras haber retirado el papel, sumerge lentamente la pieza en agua a temperatura ambiente hasta su enfriamiento total, con esto conseguimos bajar la temperatura de la cerámica y cortaremos el proceso de sublimación.


Duda: Una vez realizada la transferencia aparecen zonas en el diseño con poca tinta, zonas con menos contraste o nada de tinta.

Causa: La plancha no tiene la misma temperatura en toda su superficie o no presiona uniformemente el objeto de tal manera que éste adquiere más temperatura en unas zonas que en otras.

Solución: Este problema ocurre con mayor frecuencia cuando se usan planchas térmicas de baja calidad. Hay varias posibles soluciones, la más sencilla sería aumentar la presión y otra en el caso de la cerámica es girar la pieza, es decir si el tiempo de planchado es de 300 segundos primero plancharemos 150 segundos en la posición inicial, transcurrido el tiempo abrimos la plancha giramos la pieza 180 grados (no voltear) y volvemos a planchar durante los 150 segundos restantes.


Duda: La pieza se rompe al cerrar la plancha o durante el proceso de planchado.

Causa: La presión es demasiado alta o la pieza estaba ya defectuosa antes del planchado.

Solución: Revisa las piezas antes de sublimar y disminuye la presión de la plancha si fuese necesario.


Duda: El papel se marca sobre el tejido tras el planchado.

Causa: La presión es demasiado alta.

Solución: No hay un método infalible para solucionar ésto, pero sí un par de cosas que se pueden hacer para intentar que se marque lo menos posible. Plancha con la menor presión aceptable o rasga los bordes de la hoja impresa.


Duda: Aparece una especie de doble imagen o imagen fantasma.

Causa: El papel se ha movido durante la transferencia y/o al retirar el papel éste a entrado accidentalmente en contacto de nuevo con el objeto aún caliente y ha transferido levemente su diseño.

Solución: En los objetos rígidos utiliza celo térmico para unir el papel de sublimación a la pieza o adhesivo para sublimación en el caso de los tejidos para evitar que se mueva. Debes tener precaución en el momento en que retires el papel de la pieza caliente de que no entre de nuevo en contacto con él puesto que si esto sucede aunque sea por unos segundos la tinta se transferirá a zonas no deseadas.


Duda: El fondo blanco de la pieza o del tejido ha amarilleado tras la transferencia.

Causa: Tiempo de planchado demasiado largo, esto provoca que la superficie del objeto se queme levemente y como consecuencia comience a amarillear.

Solución: Reduce el tiempo de planchado hasta encontrar el ajuste adecuado a tu plancha.


Duda: (Solo para sublimación sobre cerámica) La pieza se ha roto al introducirla en el agua para ser enfriada.

Causa: Como sabemos la pieza la planchamos a unos 200ºc, si la introducimos bruscamente en el agua el choque térmico es tan fuerte que acabará rompiéndola o resquebrajándola.

Solución: Introduce la pieza lentamente y de forma progresiva para evitar roturas.


Duda: El tejido se encoje al plancharlo y provoca que la imagen quede borrosa o movida.

Causa: Todos los tejidos sintéticos como el poliéster encojen al aplicarles calor, es un comprotamiento normal del material y que lo haga en mayor o menor medida dependerá del tipo de punto de éste.

Solución: Plancha exactamente durante el tiempo precioso para que el resultado sea aceptable, ni un segundo más. Trabaja con una presión alta para evitar en la medida de lo posible que el tejido se mueva. Si un objeto puede transferirse a 190ºC mejor que a 200º, puesto que a más temperatura mayor encojimiento del tejido. Usa adhesivo para sublimación SubTack para evitar que el papel se mueva. Pre-planchar el tejido antes de sublimarlo para que encoja en ese momento y no durante la transferencia.


Duda: Los colores transferidos al objeto distan mucho de los de la imagen original.

Causa: No haber instalado o usado el perfil de color suministrado por el fabricante. Excepto las impresoras Sawgrass el resto, como las Epson no han sido fabricadas para tal fin sino que son impresoras de inyección de tinta normales adaptadas a este proceso principalmente sustituyendo sus tintas por las de sublimación. Los tonos, pigmentos y colorantes de las tintas de sublimación son diferentes a los de las tintas al agua que equipa la impresora y es por esto que el perfil de color de la impresora original a menudo no es válido.

Solución: Instala a tu impresora los perfiles de color que suministra cada fabricante de tinta de sublimación.

 

¿Tienes dudas? Ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de resolverlas.

boton-contacta.png

Producto añadiso a la lista de favoritos